RUMI

Cada árbol y cada planta del prado
parece estar danzando;
aquéllos con ojos comunes
sólo los verán fijos e inmóviles.

24 feb. 2011

¿Disfrutas de tu trabajo?

Resumen: Con frecuencia escucho personas que no están conformes con su vida profesional y laboral. ¿Qué es lo que experimentan? Se sienten vacíos, tristes, frustrados. Viven en un estádo de desánimo y malestar que se refleja en lo emocional y corporal. Te entiendo perfectamente porque yo misma he estado en tu lugar. En este artículo te propongo 4 consejos para que desde ahora te orientes hacia tus pasiones y las hagas realidad.

Esos sentimientos pueden tener como base los siguientes pensamientos...

  • Esto es lo único puedo hacer.

  • No podría ahora por mi edad/condición/etc.

  • Mi vida ya está dada así, esto es lo que "me tocó" hacer, es "lo que hay".

  • No sé hacer otra cosa que esto, no sabría cómo ni por dónde empezar un cambio.

  • Tengo miedo de arriesgar/tirar todo lo que logré hasta ahora.

  • Qué pensarán mis padres/pareja/amigos/etc..

  • No puedo porque no tengo dinero suficiente, solo el necesario para vivir.

  • Mi entorno (familia, pareja, amigos, etc.) no me apoyaría...

  • Etc.

¿Te suenan alguna de estas creencias?
¿Sientes que te encuentras dentro de este grupo de personas?

Y LA pregunta que faltaba... ¿qué puedes hacer?



  1. Busca un lugar tranquilo para "encontrarte" contigo mismo a solas y en tranquilidad. Ten a mano un bloc de notas y un lápiz para escribir tus observaciones.

  2. Identifica y haz una lista de cuáles "enemigos" (como las resistencias citadas anteriormente) pueden estar haciéndote renunciar a tu poder personal de tomar decisiones y acciones hacia lo que tú quieras ser, hacer y tener. Luego de identificarlos buscarás la manera de desarticular cada uno de ellos. ¿Qué significa desarticular? Enfrentarte con ese pensamiento, prejuicio o miedo uno por uno, desafiar sus supuestos, "dar vuelta" esas creencias para elegir otras nuevas y diferentes que te apoyen. ¿Cómo desafiar? Pregúntate por ejemplo: "¿En verdad creo que es lo único que puedo hacer? ¿En qué hechos concretos me estoy basando para decir/pensar eso? ¿Qué cosas nuevas podría hacer?".

  3. Identifica tus pasiones, pregúntate ¿qué es lo que en realidad me gusta hacer? ¿qué es lo que más disfruto? Respóndete y escribe tus respuestas en el bloc, déjate llevar por tu propio ser, escúchate y escribe, simplemente. Arma una lista de los "me gusta hacer" o actividades que más disfrutas.

  4. Para cada pasión/actividad/gusto escrito, escribe al lado: ¿cómo podrías conseguir un trabajo de eso que te gusta? ¿qué capacitación o curso podrías tomar para comenzar el camino que te lleve hacia allí? ¿con quién podrías hablar/contactarte para obtener mayor información que te ayude en este sueño? ¿qué maneras se te ocurren para ganarte la vida haciendo eso?


Te pido te pares en la actitud PROACTIVA, PROTAGONISTA. El mundo está lleno de cosas positivas para tomarlas y utilizarlas en pos de tu beneficio. Por favor, haz uso de todo lo bello que está a tu alrededor: personas, información, lugares, posibilidades, medios, etc. Presta atención a las oportunidades, a lo que te permitirá crecer. Evita pararte en una posición de víctima de la situación, no eches culpa al país, a tu familia, a tu pareja, a... por no tener aún lo que quieres. Salte de la actitud REACTIVA y ponte en marcha con nuevos pensamientos y nuevas acciones hacia tus sueños. Paso a paso, con visión y acción las cosas se consiguen, no hay otra.

Elige "ELEGIR". Elige elegirte, elige una vida mejor, párate en el podio, sé el PROTAGONISTA de tu vida y consigue generar tú mismo los cambios que necesitas, no esperes que lleguen de afuera. ¡Disfruta de este poder personal inigualable que puede emerger desde tu propio ser!

En "Alicia en el país de las maravillas" ya le decía el conejo a ella: "Si no sabes a donde vas, ¿qué importa el camino que elijas?".



Ana Cecilia Vera
es la fundadora y directora del portal Hacia lo que quieras ser uno de los sitios web de coaching hispano más importantes de Internet. Educa a miles de personas que buscan convertirse en líderes de sí mismas para que logren ser, hacer y tener lo que desean con menor esfuerzo y mayor efectividad. A través de prácticas y poderosas estrategias los ayuda a descubrir y conectarse con su potencial interior, inspirándolos a lograr sus sueños desde una emoción de gratitud, pasión y amor por la vida.
Visita www.hacialoquequierasser.com para recibir el reporte gratis "4 Pasos para Superar Pensamientos Negativos que te Impiden Avanzar".

17 feb. 2011

¿Crees que estás atado a situaciones del pasado?

En este artículo te propongo algunas estrategias para cortar con estas “ataduras” y comiences a crear tu futuro a partir de tu presente y no de tu pasado.

Más allá de los muchos esfuerzos que haces para evitarlo, puede que por momentos sientas que situaciones que hayas vivido a lo largo de tu vida no te permitan vivir tu presente como quisieras porque han creado una profunda marca negativa en ti. Estas “ataduras” son particularmente fuertes cuando los hechos se debieron a difíciles crisis que tuviste que enfrentar.

¿Sientes miedo de repetir determinadas situaciones que has vivido en el pasado?
¿Sientes que te encierras en ti mismo y no puedes ver las nuevas oportunidades que se te presentan?

Tienes que saber que tú tienes el poder de crear nuevas interpretaciones sobre aquellos momentos que tal vez hoy quieres olvidar. Estas nuevas interpretaciones sobre lo que ya pasó te permitirán observar de qué manera esa historia que te estás contando a ti mismo sobre lo ocurrido, está afectando hoy tu realidad. Es importante que puedas darle un CIERRE EMOCIONAL a esas vivencias pasadas conformadas por problemas y temores que hoy sólo “viven” en tu mente para que de esa forma, no debiliten los cimientos del futuro que estas tratando de crear para tu vida.

¿Por qué el pasado puede actuar como una “jaula” que te impide avanzar?

Porque cada vez que vislumbres un nuevo camino, estarás restringido por ese diálogo interno creado por los temores engendrados a partir de la interpretación que hoy hagas de tu pasado. Esto te “hará ver” las cosas desde una posición de víctima y de sufrimiento y sabemos que, desde esta posición, no podemos crear ni cambiar para mejor.

Tienes que entender que todo hecho de tu vida forma parte de la persona que eres hoy, por lo tanto, resulta clave que aprendas cómo extraer lo valioso de cada una de tus experiencias, descartando aquello que es "peso muerto", tomando los conocimientos adquiridos, las lecciones aprendidas, pero deshaciéndote de los miedos creados por aquella situación.
Por esta razón quiero sugerirte ahora algunas acciones que puedes tomar para “cortar esas amarras de tu pasado”, presta atención:

  • Analiza tu pasado para saber cuales son los momentos que te han causado dolor o sufrimiento. Es hora de hacer un viaje por la memoria, puedes escribirlo en forma de una historia. Ten en cuenta que este viaje puede despertar emociones muy fuertes en ti. No debes combatir contra ellas, si no dejarlas fluir para poder sanar.
  • Diferencia entre hecho e interpretación. Una vez que hayas escrito tu historia de las cosas que te han marcado negativamente, trealiza un análisis minucioso separándolo en dos partes:
    • Por un lado enfócate en el hecho del suceso, un análisis que deja de lado las emociones y se remite simplemente al suceso.
    • Por otro lado escribe tu interpretación de este hecho, es allí donde entran las emociones, donde encuentras un marco de valores y creencias. Es en esta diferencia entre hecho e interpretación donde podrás darte cuenta el poder que tiene el lenguaje y cómo lo puedes usar para cambiar la visión que tienes sobre tu pasado.
  • Escápate del círculo vicioso de tu pasado para evitar que influya negativamente en tu presente. Una vez que hayas podido hacer esta separación hecho-interpretación, re-escribe tu historia. Esta vez, en lugar de tomar el papel de víctima de la situación, escribe la historia desde el punto de vista del protagonista que eres. Piensa en qué cosas podrías haber hecho diferente, piensa en por qué y para qué pasaste por esos momentos y que es lo que tendrías que hacer y que no estas haciendo. De esta manera podrás ver nuevas oportunidades a las que antes te habías cegado.


Una vez que sigas estos pasos y empieces a ponerte a ti mismo como el personaje principal de tu historia, en lugar de sentirte solo una víctima más del destino, verás que los miedos del pasado empezarán a perder ese influjo negativo que tienen sobre ti y el camino hacia el futuro que deseas se despejará.

Comparto contigo un cuento a continuación.
Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador. Un buscador es alguien que busca. No necesariamente es alguien que encuentra. Tampoco es alguien que sabe lo que está buscando. Es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda.
Un día nuestro Buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos, divisó Kammir a lo lejos, pero un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras. Estaba rodeaba por completo por una especie de valla pequeña de madera lustrada, y una portezuela de bronce lo invitaba a entrar. De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.
El Buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como por azar entre los árboles. Dejó que sus ojos, que eran los de un buscador, pasearan por el lugar... y quizá por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción. “Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”. Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra. Era una lápida, y sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar…
Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Al acercarse a leerla, descifró: “Lamar Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”. El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra una lápida. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto, pero lo que lo contactó con el espanto, fue comprobar que, el que más tiempo había vivido, apenas sobrepasaba 11 años. Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar.
El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó, lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
- No, ningún familiar – dijo el buscador - Pero... ¿qué pasa con este pueblo? ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que lo ha obligado a construir un cementerio de niños?
El anciano cuidador sonrió y dijo:
"Puede usted serenarse, no hay tal maldición, lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré... Cuando un joven cumple quince años, sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgando del cuello, y es tradición entre nosotros que, a partir de entonces, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anote en ella: a la izquierda, qué fue lo disfrutado…, a la derecha, cuanto tiempo duró ese gozo. ¿Conoció a su novia y se enamoró de ella? ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla? ¿Una semana, dos? ¿tres semanas y media? Y después… la emoción del primer beso, ¿cuánto duró? ¿El minuto y medio del beso? ¿Dos días? ¿Una semana?
¿Y el embarazo o el nacimiento del primer hijo? ¿y el casamiento de los amigos? ¿y el viaje más deseado? ¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano? ¿Cuánto duró el disfrutar de estas situaciones? ¿horas? ¿días?…
Así vamos anotando en la libreta cada momento, cada gozo, cada sentimiento pleno e intenso... y cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba. Porque ése es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido."


Jorge Bucay




© 2006-2010 Ana Cecilia Vera. Todos los Derechos Reservados.


Sobre Ana:
Ana Cecilia Vera
es la fundadora y directora del portal Hacia lo que quieras ser uno de los sitios web de coaching hispano más importantes de Internet. Educa a miles de personas que buscan convertirse en líderes de sí mismas para que logren ser, hacer y tener lo que desean con menor esfuerzo y mayor efectividad. A través de prácticas y poderosas estrategias los ayuda a descubrir y conectarse con su potencial interior, inspirándolos a lograr sus sueños desde una emoción de gratitud, pasión y amor por la vida.
Visita www.hacialoquequierasser.com para recibir el reporte gratis "4 Pasos para Superar Pensamientos Negativos que te Impiden Avanzar".

10 feb. 2011

Bulímicas y ludópatas aprenden autocontrol con un videojuego

Bulímicas y ludópatas aprenden autocontrol con un videojuego
El paciente juega también con sus emociones, su pulso y su respiración: si se irrita, pierde puntos | Bellvitge se ha hecho cargo de la parte clínica del proyecto terapéutico europeo

Por Ana Macpherson

La pantalla muestra un fondo marino. El jugador bucea. Hay varios objetivos, cosas que capturar y lugares a los que llegar. Y un contador de oxígeno en la base de la pantalla. Los pasos han de darse con calma, sin frustrarse a la mínima, si alterarse demasiado, sin pinchar a lo loco a ver qué pasa y se avanza de una vez. Si el jugador se deja llevar por la frustración o se irrita cuando algo le sale mal, se va a quedar sin oxígeno. Y el juego irrita, y causa frustración. Pero se trata de eso, de entrenar las propias reacciones y conseguir un mayor control poco a poco. Y así ganar.

Es la base de un videojuego de los llamados serious games, con una función terapéutica. Lo han puesto en marcha técnicos y médicos de seis países. Los especialistas en adicción al juego y en trastornos de alimentación del hospital de Bellvitge se han ocupado de definir qué debía pasar en el juego. En Grecia han resuelto los principales aspectos técnicos, en Dinamarca han aportado su experiencia en juegos de entrenamiento (son expertos en este tipo de herramientas para preparar a negociadores en casos de terrorismo) y así, hasta seis grupos. La Unión Europea lo ha financiado. Cuatro años de trabajo.

El resultado es el uso del videojuego en las consultas de Bellvitge de ambas unidades, la de trastorno de alimentación y la de adicción al juego. Porque son a menudo la impulsividad, la intolerancia a la frustración y una gran dificultad para controlar la ira o el enfado lo que hace a estos pacientes especialmente vulnerables a las recaídas.

El jugador ofrece información al videojuego, que registra a través de una pinza en su mano y una correa en torno a su pecho el pulso, la saturación de oxígeno, el ritmo cardiaco, temperatura y cambios en la piel. Si esos sensores más los detectores de expresión facial encuentran una reacción inadecuada, pierden puntos. Si controlan emociones y reaccionan adecuadamente, con calma, acumulan créditos.

El videojuego ayuda a ganar, de forma apetecible al menos para los pacientes entre 18 y los 35 años, mucho más control, incluso demorar la respuesta, quedarse más frío ante las dificultades, planificar los pasos, “una tarea que sería aburrida y casi imposible en una sesión cara a cara con el terapeuta”, reconoce una de las impulsoras del proyecto, la doctora Susanna Jiménez, jefa de la unidad de juego patológico del hospital.

Lo han probado durante varios meses con 15 pacientes con bulimia o trastorno por atracones, otros 15 adictos al juego (salvo los adictos a los videojuegos, que están excluidos de esta terapia) y un grupo control de 30 hombres y 30 mujeres (los dos trastornos están muy sesgados por sexos,el primero es casi exclusivo de mujeres y el segundo, mucho más frecuente en hombres).

“Aún tenemos mucho que analizar y estudiar para sacar conclusiones”, admite el doctor Fernando Fernández, jefe de la unidad de trastornos de la alimentación del hospital. De momento juegan 20 o 30 minutos después de cada sesión, una vez a la semana durante unos cuatro meses.

En Holanda están aplicando el juego para controlar el dolor crónico. “Creemos que podrá utilizarse para otros trastornos que también necesitan mejorar el autocontrol”, explican los médicos. Citan el déficit de atención, la ansiedad, el abuso de drogas...

“Lo más difícil ha sido explicar a los expertos en videojuegos qué escenario queríamos, qué debía pasar, qué no”, explican los especialistas de Bellvitge. Los juegos suelen favorecer lo contrario: premian la rapidez, incluso la impulsividad. Y este debía desencadenar reacciones en las que estos pacientes son especialmente frágiles. Y premiar la calma, la relajación, la planificación, el control. “Comprobamos que los jugadores expertos sin ningún trastornos son más fríos al principio y luego se irritan”. Por eso el juego incluye un cielo estrellado donde calmarse cuando todo sale mal.

Fuente: http://www.lavanguardia.es/vida/20110208/54111561984/bulimicas-y-ludopatas-aprenden-autocontrol-con-un-videojuego.html

6 feb. 2011

La Educación que tenemos roba a los jóvenes la conciencia, el tiempo y la vida

Entrevista realizada a Claudio Naranjo publicada en el blog en internet Ser Real. Esta entrevista fue realizada por Alberto D. Fraile Oliver, quien refiere que cuando se escucha a este psiquiatra chileno de 75 años da la sensación de estar frente al Jean-Jacques Rousseau de nuestro tiempo.

Claudio Naranjo ha dedicado su vida a la investigación y a la docencia en Universidades como Hardvard y Berkeley. Ha fundado el programa SAT, una integración de la terapia Gestalt, el Eneagrama y la Meditación para enriquecer la formación de profesores. En este momento está lanzando un aviso muy contundente: “o cambiamos la educación o este mundo se va a pique”. Él dice que la problemática en la educación no es de ninguna manera la que a los educadores les parece que es. Creen que los estudiantes ya no quieren lo que se les ofrece. A la gente se le quiere forzar a una educación irrelevante y se defiende con trastornos de la atención, con desmotivación. Yo pienso que la educación no está al servicio de la evolución humana sino de la producción o más bien de la socialización.

Esta educación sirve para domesticar a la gente de generación en generación para que sigan siendo unos corderitos manipulables por los medios de comunicación. Esto es socialmente un gran daño. Se quiere usar la educación como una manera de meter en la cabeza de la gente una manera de ver las cosas que le conviene al sistema, a la burocracia. Nuestra mayor necesidad es la de una educación para evolucionar, para que la gente sea lo que podría ser. La crisis de la educación no es una crisis más entre las muchas crisis que tenemos, sino que la educación está en el centro del problema. El mundo está en una crisis profunda porque no tenemos una educación para la conciencia. Tenemos una educación que en cierto modo le está robando a la gente su conciencia, su tiempo y su vida. El modelo de desarrollo económico de hoy ha eclipsado el desarrollo de la persona.

La educación enseña a la gente a pasar exámenes, no a pensar por sí misma. En un examen no se mide la comprensión, se mide la capacidad de repetir. ¡Es ridículo, se pierde una cantidad tan grande de energía! En lugar de una educación para la información, se necesitaría una educación que se ocupe del aspecto emocional y una educación de la mente profunda. A mí me parece que estamos presos entre una alternativa idiota, que es la educación laica y una educación autoritaria que es la educación religiosa tradicional. Está bien separar Estado e Iglesia pero, por ejemplo en España, han echado por la borda el espíritu como si religión y espíritu fueran la misma cosa. Necesitamos que la educación atienda también a la mente profunda.

Al referirse a la espiritualidad y a la mente profunda, Naranjo se refiere que tiene que ver con la conciencia misma. Tiene que ver con aquella parte de la mente de la que depende el sentido de la vida. Se está educando a la gente sin ese sentido. Tampoco es la educación de valores porque la educación de valores es demasiado retórica e intelectual. Los valores deberían ser cultivados a través de un proceso de transformación de la persona y esta transformación está muy lejos de la educación actual. La educación también tiene que incluir un aspecto terapéutico. Desarrollarse como persona no se puede separar del crecimiento emocional. Los jóvenes están muy dañados afectiva y emocionalmente por el hecho de que el mercado laboral se traga a los padres y ya no tienen disponibilidad para los hijos. Hay mucha carencia amorosa y muchos desequilibrios en los niños. No puede aprender intelectualmente una persona que está dañada emocionalmente.

Lo terapéutico tiene mucho que ver con devolverle a la persona la libertad, la espontaneidad y la capacidad de conocer sus propios deseos. El mundo civilizado es un mundo domesticado y la enseñanza y la crianza son instrumentos de esa domesticación. Tenemos una civilización enferma, los artistas se dieron cuenta hace mucho tiempo y ahora cada vez más los pensadores. Yo pongo énfasis en que somos seres con tres cerebros: tenemos cabeza (cerebro intelectual), corazón (cerebro emocional) y tripas (cerebro visceral o instintivo). La civilización está íntimamente ligada por la toma de poder por el cerebro racional. Con el momento en que los hombres predominaron en el dominio político, unos 6000 años atrás, se instaura esto que llamamos civilización. Y no es solamente el dominio masculino ni el dominio de la razón sino también de la razón instrumental y práctica, que se asocia con la tecnología; es este predominio de la razón instrumental sobre el afecto y sobre la sabiduría instintiva lo que nos tiene tan empobrecidos.

La plenitud la puede vivir sólo una persona que tiene sus tres cerebros en orden y coordinados. Desde mi punto de vista necesitamos una educación para seres tri-cerebrados. Una educación que se podría llamar holística o integral. Si vamos a educar a toda la persona, hemos de tener en cuenta que la persona no es solo razón. Al sistema le conviene que uno no esté tanto en contacto consigo mismo ni que piense por sí mismo. Por mucho que se levante la bandera de la democracia, se le tiene mucho miedo a que la gente tenga voz y tenga conciencia.

"Las medicinas curan o causan cualquier enfermedad"

LOS MEDICAMENTOS PUEDEN CURAR O CAUSAR CUALQUIER ENFERMEDAD




Según palabras de Joan-Ramón Laporte, jefe del servicio de farmacología en el Hospital Valle Hebrón de Barcelona comentadas durante su entrevista en La Vanguardia de hoy, miércoles 2 de febrero.



Joan-Ramón Laporte añade que “la diferencia entre un medicamento y un veneno radica en la dosis”. Cabe destacar los siguientes puntos:



1) Los fármacos que están ya en el mercado se deben de analizar porque cuando un fármaco sale al mercado ha sido probado por unos pocos miles de voluntarios, pero al comercializarse en todo el mundo es tomado por millones de personas y es entonces cuando pueden aparecer efectos indeseados, en ocasiones con desenlace mortal”.



“La aspirina es el medicamento que ha matado a más personas “ porque es el medicamento que más gente ha tomado y la percepción de su riesgo está distorsionada. A dosis bajas -cien miligramos al día- es un excelente protector cardiovascular, pero a dosis analgésicas -un gramo- puede producir hemorragia gastrointestinal”.



En Catalunya se producen unos 3000 casos anuales de hemorragia gastrointestinal de los que un 40% son atribuibles a la aspirina y a otros antiinflamatorios. En EE.UU. mueren al año por hemorragia gastrointestinal por antiinflamatorio unas 15.000 personas; mientras que de sida mueren 12.000.



2) Los españoles estamos hipermedicados . Se llega incluso hasta tal punto que cuando una persona está triste se dice coloquialmente que esta depre. Los antidepresivos solo sirven para una depresión profunda, y la tristeza no es una enfermedad, es una reacción saludable.



3) No hay medicamento sin efectos indeseados, cada medicamento tiene su peaje. La Agencia Europea del Medicamento calcula que cada año fallecen en Europa 197.000 personas a causa de efectos adversos. En EE.UU. los efectos adversos son la cuarta causa de muerte, detrás del infarto de miocardio, el ictus y el cáncer; y por encima de la diabetes, las enfermedades pulmonares y los accidentes de tráfico.



Si la toma o la prescripción del medicamento fuera más atenta a los riesgos que conlleva se calcula que se podría evitar entre un 65% y un 75% de estas muertes.



4) Anunciar fármacos por televisión debería estar prohibido En España solo se pueden anunciar los que no financia la Seguridad Social, sino la arruinarían. Somos el país de Europa que en relación al PIB, más medicamentos consume.


5) Los medicamentos, precio y negocio. Fabricar el medicamento más caro, de cien a quinientos euros, no cuesta más de dos euros incluyendo el envase. Supuestamente pagamos el esfuerzo de investigación. Pero entre un 30% y un 40% del gasto medio de los laboratorios se destina a la promoción comercial.



El precio de los medicamentos los negocia el Gobierno, pero con poco éxito. En España el precio del medicamento está alcanzando el de Alemania que nos duplica la renta per cápita.



Según el informe de desarrollo de la ONU es el tercer sector económico detrás de la industria armamentística y el narcotráfico.



6) ¿Se inventan cada año nuevas enfermedades? Sí, sobre todo en relación con la mente y el sexo. Convierten la timidez en enfermedad y la medicalizan. Ahora se han inventado la disfunción sexual femenina: “Padeces disfunción sexual femenina..., si en los últimos seis meses has rechazado una proposición de relación sexual o no has tenido una con satisfacción plena”. Cada vez que se reúne uno de los comités de hipertensión arterial (el estadounidense, el europeo, o el de la OMS) bajan el nivel de presión arterial considerado normal, y lo mismo ocurre con el colesterol.



En pocos años se ha disminuido de tal manera el límite de normalidad del colesterol que cada vez hay más población que debe tratarse. En EE.UU. ha aumentado de 3 millones de personas a 25 en 10 años.



La industria farmacéutica dedica el doble (en España el triple) de su presupuesto a promoción comercial que a investigación. Una visita del representante comercial viene a generar unas 35 nuevas recetas del medicamento. Lo asombroso es que no haya en Sanidad una especie de central de compras de medicamentos con gente formada.



7) La formación continuada del personal sanitario. Mayoritariamente, son los laboratorios los que se ocupan de la formación continuada del personal sanitario, así que es muy difícil asegurar que no haya una influencia de intereses comerciales.


Fuente: La Vanguardia (La Contra) 2 de febrero de 2011
http://www.lavanguardia.es/lacontra/20110124/54105214595/las-medicinas-curan-o-causan-cualquier-enfermedad.html