RUMI

Cada árbol y cada planta del prado
parece estar danzando;
aquéllos con ojos comunes
sólo los verán fijos e inmóviles.

30 may. 2010

Educando la inteligencia emocional a través del juego

http://www.waece.org/TV/visor.php?ponervideo=general37&seccion=ponencias&titulo=Educando%20la%20inteligencia%20emocional%20a%20trav%E9s%20del%20lenguaje%20del%20juego&autor=Lawrence%20E.%20Shapiro


http://www.waece.org/biblioteca/pdfs/d071.pdf

Palabras y magia

"Palabras y magia fueron en un principio una y la misma cosa, e incluso hoy las palabras siguen reteniendo gran parte de su poder mágico. Con ellas podemos darnos unos a otros la mayor felicidad o la más grande de las desesperaciones, con ellas imparte el maestro sus enseñanzas a sus discípulos, con ellas arrastra el orador a quienes le escuchan, determinando sus juicios y sus decisiones. Las palabras apelan alas emociones y constituyen, de forma universal, el medio a través del cual influimos en nuestros congéneres."

Sigmund Freud

Juicios y formas de ser

En su libro Ontología del lenguaje, Rafael Echeverría distingue tres dimensiones:


· Personas que viven de los Juicios ajenos (Condición de inautenticidad). Conlleva al Sufrimiento, ya que no podemos vivir tratando de obtener siempre la aprobación de todos.
Se caracterizan por vivir de juicios ajenos y que, por lo tanto, no se constituyen como centro generador de los juicios que rigen su propia existencia. Esto define lo que llamamos la condición de la inautenticidad. Quienes viven en ella delegan en los demás la autoridad para emitir los juicios que les importan. Nada los alegra más que obtener un juicio positivo de los otros. Nada los deprime más que recibir juicios negativos.

La lógica de sus actuaciones está fundamentalmente orientada, por lo tanto, a complacer a otros, los que adquieren, casi indiscriminadamente, autoridad para emitir sus juicios, juicios que obviamente afectan a la persona inauténtica. Sus vidas, por lo tanto, pasan a estar dirigidas por fuerzas que no controlan y que son resultantes de los variados juicios que reciben.

Dado que es inherente a los juicios el que estos puedan ser discrepantes sobre los mismos asuntos, vivir en la inautenticidad se traduce frecuentemente en una condena permanente al sufrimiento, en la medida que resulta imposible satisfacer a todos alrededor. Basta un solo juicio negativo para afectar la estabilidad emocional de la persona inauténtica.


· Tratar los Juicios como Afirmaciones. Se entra en la Intolerancia. En el fundamentalismo. Si no coinciden conmigo “es” un error. Cierro espacios de transformación.
Para quienes operan así las consecuencias suelen ser la rigidez/ la intolerancia y el cierre de múltiples posibilidades de aprendizaje. Para éstos los juicios no representan la posibilidad de puntos de vista discrepantes e incluso, de mayor diversidad y de enriquecimiento. Un juicio diferente es tratado como error, como falsedad. El legítimo espacio de la discrepancia se transforma en un espacio potencial de confrontación. En la medida en que considero mis juicios como verdaderos y los ajenos como falsos, relego los demás a la esfera del mal o incluso de lo diabólico. Hemos creado el terreno para el fundamentalismo y la intolerancia.

Al tratar a los juicios como afirmaciones también cierro espacio para la transformación. Tiendo a tratar los juicios como rasgos permanentes. Clausuro las posibilidades de aprendizaje y, por lo tanto, restrinjo la plasticidad de la vida.

· No poder distinguir entre Juicios Fundados e Infundados. Incapacidad para “Fundar” Juicios. Se vive interpretaciones mágicas y la vida les resulta un misterio. ¿Por qué los demás si y ellos no...? Resentimiento.

La tercera dimensión se refiere a quienes viven sin ser capaces de distinguir entre juicios fundados y juicios infundados. Las consecuencias, son la decepción permanente con respecto a sus expectativas y una gran dificultad para diseñar el futuro. No logran entender por qué a ellos las cosas no les resultan como quisieran y se comparan con los demás sin entender por qué a ellos el éxito les es tan esquivo.

Ellos viven en interpretaciones mágicas y la vida les resulta por lo general un misterio. Sus propias incapacidades para fundar juicios pueden llevarlos a posturas de resentimiento, dado que viven como una injusticia tanto los éxitos de los demás como los fracasos propios. Cuando no caen en el resentimiento, caen, en cambio, en euforias u optimismos ficticios. La incapacidad de fundar juicios, se traduce en una forma de vida infundada. (pág.75 Ontología del Lenguaje)


Preguntas para conocerte mejor:

Observa tu monólogo interior:

¿Buscas hechos en los que basar tus juicios cada vez que juzgas de forma negativa a alguien o a algo?

¿Eres capaz de
"pillarte" en los juicios automáticos que emites para justificar tu ira cada vez que te sientes enfadado con alguien o algo?

Cuando te comportas de forma injusta, ¿te cuentas una historieta donde te declaras inocente?




Aprendamos a desarrolla la habilidad de distinguir los juicios que emitimos sobre nuestras acciones de los juicios sobre nuestra identidad ("no me veo hoy con confianza en mi habilidad para aprobar el examen de mañana" en vez de "no tengo confianza en mí".

Los juicios sobre nuestras acciones nos permiten abrirnos al aprendizaje mientras que los juicios sobre nuestro ser nos desvalorizan en lo más profundo de nuestra identidad.


28 may. 2010

¿Qué es el liderazgo? -I-

http://videosformacion.com/play.php?vid=172

Cuentan que la madre de un amigo de Arún Gandhi, nieto del líder indio, Mahatma Gandhi, estaba desesperada porque su hijo se estaba muriendo debido a una enfermedad metabólica que le impedía asimilar el azúcar. A pesar de la vigilancia continua, el niño, a escondidas, seguía comiendo azúcar, lo cual ponía su vida en peligro.
Como último recurso, la madre decidió ir a ver a Gandhi, muy segura de que sus palabras podrían persuadir a su hijo, ya que éste era un gran admirador del Maestro. Le suplicó que convenciese a su hijo para que dejara de ingerir azúcar. A pesar de la insistencia de la madre el Maestro se limitó a mirar fijamente al niño unos segundos y le pidió de manera pausada que regresara a los quince días. La madre protestó de forma vehemente: "Haga algo, Maestro, ¡dígale que deje de comer azúcar o que morirá! Sólo le hará caso a usted".
"Ahora no puedo ayudaros", aseguró Gandhi, mientras se despedía de la madre y el chico.

Transcurridos quince días madre e hijo regresaron a ver a Gandhi. El Maestro miró entonces al niño a los ojos y le dijo con calma: "Prométeme que no comerás azúcar". El niño contestó: "Maestro, lo prometo".

La madre se despidió agradecida, pero antes de marcharse no resistió la tentación de preguntarle: "Maestro, ¿por qué me pidió que esperase quince días para hablar con el niño? Podría haber muerto en estas dos semanas". El Maestro contestó: "Porque nosotros los adultos tenemos que encarnar el cambio que queremos transmitir. Por tanto, primero tenía que ser yo mismo el que dejase de comer azúcar".

Ejemplo de lo que no hay que hacer:

http://www.youtube.com/watch?v=W739AqGIYAk



Camerata Mediolanense - Balcani in fiamme

http://www.youtube.com/watch?v=7oZjiyTYEJU

¿Es real el Ratoncito Pérez? Una fábula

Harriet le dijo a su hermano pequeño Dan que no existía el Ratoncito Pérez: eran sus padres los que ponían el dinero debajo de la almohada.

Dan no creyó a Harriet. El sabía que existía el Ratoncito Pérez. Cada vez que ponía un diente debajo de su almohada, a la mañana siguiente aparecía dinero. Y todos sus amigos también decían que el Ratoncito Pérez les traía dinero. Y no podían ser papá y mamá porque se habría despertado cuando hubiesen entrado en su habitación y levantado la almohada. Además, papá y mamá decían que era el Ratoncito Pérez el que dejaba el dinero por las noches, y ellos nunca le mentirían.

Harriet consiguió que varios niños del vecindario le ayudaran a comprobar si el Ratoncito Pérez aparecía cuando sus padres no sabían que se les había caído un diente. Al parecer, cada vez que los padres tenían conocimiento de la situación, aparecía dinero debajo de la almohada a la mañana siguiente, pero si no lo sabían, el diente seguía ahí al amanecer. Dan dijo que el Ratoncito Pérez simplemente rechazaba participar en esos casos, y que no traería dinero si sabía que se le estaba poniendo a prueba.

Harriet sacó del armario su Kit del Detective Junior y buscó huellas en el dinero que el Ratoncito Pérez dejaba a Dan, encontrando las huellas de sus padres. Dan dijo que eso no probaba nada, porque había muchas maneras en las que el Ratoncito Pérez podía hacerse con dinero que previamente hubiesen tocado sus padres. O podía poner ahí las huellas de forma mágica para confundir a la gente. Y, por supuesto, el Ratoncito Pérez nunca dejaría sus propias huellas porque es un ser mágico.

La siguiente vez que a Dan se le cayó un diente, Harriet espolvoreó harina en el suelo, y a la mañana siguiente le enseñó a Dan las huellas de sus padres. Él dijo que eso no probaba nada: ­ probablemente sus padres simplemente se habían acercado a ver cómo estaba, y el Ratoncito Pérez había llegado más tarde. No había huellas del Ratoncito Pérez porque se puede meter por huecos entre las paredes y no tenía que pasar justamente por encima de la harina.

La siguiente vez, Harriet colocó una cámara de vídeo en la habitación de Dan y pilló a sus padres en el acto (en el acto de coger el diente de debajo de la almohada y poner dinero en su lugar, claro está.) Dan dijo que eso tampoco probaba nada. Quizá el Ratoncito Pérez no aparecía si había una cámara grabando. Quizá tiene la capacidad de cambiar de forma y parecerse a sus padres en la grabación. Quizá le pidió a papá y a mamá el favor de hacer el cambio sólo esta vez.

Harriet cogió a Dan y le llevó a la habitación de sus padres, abrió un armario y le enseñó una caja que contenía todos los dientes que se les habían ido cayendo, perfectamente etiquetados y fechados. Ella dijo que eso era prueba suficiente de que sus padres estaban cogiendo los dientes y dejando el dinero. Dan dijo que eso no era correcto; el Ratoncito Pérez probablemente les daba a sus padres los dientes como recuerdo, o quizá se los vendía para conseguir más dinero que poner debajo de la almohada la próxima vez. ¡Eh, eso explicaría las huellas en los billetes!

Harriet y Dan hablaron con sus padres, que admitieron que eran ellos los que cogían los dientes y dejaban el dinero. Dan dijo que probablemente estaban mintiendo. ¿Por qué creerse lo que dice la gente? Él simplemente iba a ignorarlo todo excepto lo que sabía: que el mecanismo de dejar un diente debajo de la almohada funcionaba. Que el Ratoncito Pérez era real.

Harriet gritó de frustración y se arrancó el pelo a tirones. Lo dejó bajo su almohada. A la mañana siguiente, aún seguía allí.

Traducción realizada por RinceWind de la fábula escrita por la doctora Harriet Hall y que supone un extracto del artículo publicado por ella misma en la revista Skeptical enquirer bajo el título: "Teaching pigs to sing"

Dentro de ese artículo hay una pequeña fábula que simboliza muy bien el mecanismo en el pensamiento de un creyente recalcitrante (en lo que sea), con el "Hada de los dientes" (el equivalente anglosajón al Ratoncito Pérez) y un par de niños pequeños como protagonistas.


Supernanny

http://www.youtube.com/watch?v=LUS4HAa25vA

http://coachingparalalibertad.blogspot.com/2010/01/archivo-de-sonrisa.html

26 may. 2010

LA MENTE: CLAVE PARA NUESTRA SALUD - I -

Cómo salir de la Noche Oscura del Alma:

http://www.tv3.cat/videos/2896230

Como podemos ver en este vídeo, la mente es clave para nuestra salud. Nuestros pensamientos pueden hacernos enfermar, pero también pueden procurarnos alivio.

Uno de los medios más eficaces para reducir el dolor corporal es aprender a relajarnos. Cuando estamos en paz, el cerebro libera una sustancia de estructura parecida al opio, conocida como endorfina. Las endorfinas pueden aliviar el dolor, producir euforia o actuar como sedantes. El dolor, en cambio, suprime la actividad alfa en el cerebro; si nos relajamos volvemos a producir ondas alfas, que permiten que el dolor se reduzca o desaparezca.

Una inadecuada respuesta al estrés puede aumentar el riesgo de que padezcamos enfermedades como la esclerosis múltiple, el asma, la artritis reumatoide, la angina de pecho... y empeorar afecciones preexistentes.

Cada vez existen más pruebas científicas de que el estrés y altos niveles de ansiedad debilitan las defensas del organismo y nos hace más susceptibles a las infecciones.

Lo que realmente cuenta no es tanto aquello que nos sucede sino el modo cómo lo vivimos, cómo lo interpretamos y lo integramos en nuestra psique. Las personas que creen que tienen la capacidad de modificar las situaciones que les disgustan harán todo lo posible por resolver sus conflictos en vez de malgastar sus energías en abatirse o culpabilizarse.

Se llevó a cabo un experimento para probar los efectos de un nuevo antidepresivo, se dividió a los pacientes deprimidos en dos grupos. Uno de los grupos tomó el medicamento, el otro recibió un placebo (sustancia inerte, puede ser una píldora de azúcar o una inyección salina que se suministra a los pacientes haciéndoles creer que están recibiendo un medicamento potente). Tanto el médico como los pacientes desconocían a quién se les aplicó el medicamento y a quién el placebo. Cuando acabó el estudio, se comprobó que los dos grupos mejoraron en un 70% de los casos. El subconsciente asocia el acto de mejora con el acto de tomarse un medicamento.
"¿Por qué tiene tanta importancia el efecto placebo? - se pregunta el psicólogo David Burns en su libro Adiós ansiedad: cómo superar la timidez, los miedos, las fobias y las situaciones de pánico, nuestras expectativas pueden ejercer una influencia poderosa sobre nuestra manera de pensar, de sentir o de comportarnos. Si uno está convencido de que una cosa le sentará bien, entonces es bastante probable que le siente bien, aunque no tenga ningún efecto verdadero".

El cuerpo humano posee una capacidad natural de curación, para ello es importante cambiar de actitud y liberarnos de la idea fija de que nuestra salud empeorará.

La autora Louise L.Hay piensa que las enfermedades son una manifestación concreta de los estados de ánimo. En sus talleres enseña que el resentimiento, las críticas la culpa y el miedo causan los principales desarreglos en nuestro organismo y en nuestra vida. Si uno desarrolla una actitud de víctima y se autoconvence de que todos le critican, no le ayudan jamás, le tratan con desprecio, etc...; es probable que esté contribuyendo con este estado de ánimo a atraer a las personas que exhiben ese comportamiento y le causan gran malestar. Por este motivo, ella habla de la importancia del perdón, en el sentido de liberarnos de las actitudes mentales que nos perjudican.
La persona a quien más difícil nos resulta perdonar es aquélla de quien más necesitamos liberarnos. Podemos decir "Te perdono por no ser como yo quería que fueras. Te perdono y te dejo en libertad".
Las quemaduras, las llagas, los accidentes, los cortes y las inflamaciones son indicios de una cólera que se expresa a través del cuerpo. Es conveniente liberar la presión acumulada y descargar físicamente esta energía haciendo ejercicio, paseando, escribiendo sin censura en un diario, dando un grito al aire libre donde no molestemos a nadie...

Animación sobre los efectos de algunas drogas sobre el cerebro


25 may. 2010

Rumi

http://www.youtube.com/watch?v=QqVBGv2hpQ4


http://www.youtube.com/watch?v=woTAKczScRM&feature=related

Naciste con potencial.

Naciste con confianza y bondad.

Naciste con grandeza.

Naciste con ideales.

Naciste con alas.

No estás destinado a arrastrarte;

Tienes alas.

Aprende a usarlas y vuela.

21 may. 2010

Cambiar el cerebro para cambiar el mundo‏‏

http://www.redesparalaciencia.com/2700/redes/2010/redes-57-cambiar-el-cerebro-para-cambiar-el-mundo

"Estamos programados, más que cualquier otro animal, para cambiar, para aprender y para dejar que nuestro entorno moldee el sustrato de nuestros pensamientos: el cerebro. Si queremos mejorar nuestro comportamiento con los demás y con nuestro entorno natural habrá que trabajar en ello desde los primeros años, como hacemos para aprender a hablar o a tocar un instrumento. Hoy en Redes escucharemos propuestas del neuropsicólogo Richard Davidson para mejorar la educación y con el psicólogo Daniel Goleman descubriremos cómo consumir en el futuro para ser unos mejores huéspedes de este planeta."

19 may. 2010

Dejemos que las liebres corran

Cada niño es único y diferente, es importante enfocarnos en descubrir y hacer que brillen los talentos de cada uno de nuestros hijos o de nuestros alumnos. Muchas veces, puede suceder que lo que les despierta el interés y el entusiasmo a nuestros chicos no sea lo que nosotros esperábamos, es esencial dejar partir cualquier deseo de que nuestros hijos vivan nuestros sueños no vividos, ellos tienen sus propios sueños y sus propios dones para convertirlos en realidad.


"Cada persona alberga algo único que pide ser vivido y que está presente antes de que pueda ser vivido" James Hillman


Existe un centro, una esencial fundamental en lo más profundo de cada niño, que debe ser reconocida, protegida y cuidada.

También es conveniente deshacerse de las actitudes perfeccionistas que ponen el listón tan alto que llenan a los hijos de dudas sobre sí mismos. Los niños tienen que percibir a nivel profundo que estamos muy interesados en reconocer todo lo bueno que hay en ellos.

La verdad es que en nuestra vida diaria lo que nos hace sentir bien son nuestros puntos fuertes y las actividades en las que destacamos... igual les ocurre a ellos. Nos sentimos motivados y nuestra autoestima mejora cuando nos dedicamos a actividades donde ponemos en juego y ejercitamos nuestros fortalezas. Cuando nuestros hijos ven reconocidas sus competencias y dedican tiempo a las actividades que se les da bien, esto crea un efecto de bola de nieve, que les ayuda a salir de su zona cómoda y a atreverse a emprender nuevas cosas para las que antes no se creían capaces.

Lo que los niños quieren de sus padres es que sean capaces de protegerlos y cuidarlos, y a su vez que los respeten y los vean tal y como son.

¿Cuáles crees tú que son las áreas en que destacan tus hijos?

¿Qué se les da bien?
¿Qué les encanta hacer?
¿Qué es lo que les fascina?
Aprende a contemplarlos con ojos nuevos y fíjate en cuáles son las actividades que les llenan de alegría y de orgullo, ¿qué talentos ponen en juego al llevarlas a cabo?

En el libro
"Aproveche sus Cualidades" de Donald O.Clifton leí una fábula que puede ser muy apropiada contar a los niños para iniciar una conversación sobre este tema.

"Los animales del bosque se dieron cuenta un día de que ninguno de ellos era el animal perfecto: los pájaros volaban muy bien, pero no nadaban ni escarbaban. La liebre era una estupenda corredora, pero no nadaba ni sabía volar… y así todos los demás. ¿No abría manera de establecer una academia para mejorar la raza animal? Dicho y hecho. En la primera clase de carrera, el conejo fue una maravilla, y todos le dieron sobresaliente; pero en la clase de vuelo subieron al conejo a la rama de un árbol y le dijeron: ¡vuela conejo!. El animal saltó y se estrelló contra el suelo, con tan mala suerte que se rompió las dos patitas y no pudo hacer el examen final. El pájaro fue fantástico volando, pero le pidieron que excavara como el topo. Al hacerlo se lastimó las alas y el pico y se quedó lesionado para volar durante un tiempo".

Después de leer el cuento, puedes preguntarle a tu hijo:

¿Qué es lo que más te gusta hacer?
¿Qué es en lo que tienes más éxito?
¿Qué es lo que más satisfacción te produce?
Recuerda el momento más feliz que hayas vivido. ¿Cuál fue?

Las respuestas nos pueden guiar para ir reconociendo y perfilando sus áreas de competencia y cómo podemos ayudarles a desarrollar su potencial. Lo importante es escuchar con la mente abierta, sin interrumpirle, interesándonos realmente en conocerle.

Aquí dejo algunos vídeos y un artículo relacionados con las fortalezas:

http://www.youtube.com/watch?v=YRllVHsHKaM

http://www.youtube.com/watch?v=XJ_7hVYmrs8

http://www.youtube.com/watch?v=RJQChuBq9aI

http://www.youtube.com/watch?v=1rYVMMkmJJI

http://www.youtube.com/watch?v=6OkKRf4HrUA&feature=related

http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2007/08/15/hoy/negocios/1081796.html


Dinámica para niños:
http://www.profes.net/rep_documentos/Recursos_Primaria/IE_SP_pag26.PDF

18 may. 2010

La importancia de mirar realmente

El científico y premio nobel Richard P.Feynman solía contar la siguiente anécdota con su padre:

Paseando con mi padre por la naturaleza me preguntaba

-¿sabes qué pájaro es ése?

- Es un tordo de garganta marrón; pero en portugués es un …; en italiano es un …; en chino es un… etc.
Ahora sabes que nombre tiene ese pájaro en todos los idiomas que quieras, pero cuando hayas acabado con eso no sabrás absolutamente nada sobre el pájaro. Sólo sabrás cómo llaman al pájaro los seres humanos de diferentes lugares. Ahora, miremos al pájaro - concluía.


No sabemos cómo son las cosas. Sólo sabemos cómo las observamos y cómo las interpretamos. Vivimos en mundos interpretativos
Rafael Echeverria


http://www.youtube.com/watch?v=UzywmL7XLq4

http://39escalones.wordpress.com/2007/04/06/cine-para-pensar-rashomon/

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/jap/akuta/bosque.ht