RUMI

Cada árbol y cada planta del prado
parece estar danzando;
aquéllos con ojos comunes
sólo los verán fijos e inmóviles.

2 mar. 2015

Competir y compararnos, dos tóxicos tentadores

Competir y compararnos, dos tóxicos tentadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario